jueves, 11 de mayo de 2017

IGLESIA DE SANTIAGO EL NUEVO

La iglesia de Santiago el nuevo está bajo la advocación del Apóstol Santiago. Su situación histórica lo emplazaría en los arrabales nuevos, lo que sería en la segunda línea de muralla. En su origen pudo estar una antigua sinagoga, debido a su estructura carente de ábside, lo que no es normal en una construcción cristiana. 

Está declarada como Bien de Interés Cultural y Monumento histórico-artístico desde 1931. 

Su estilo es marcadamente mudéjar o románico con influencia mudéjar, datando su construcción en el siglo XIV, aunque posee también influencias góticas. Como sucede en otras construcciones de la ciudad, como por ejemplo la muralla, para este edificio también se reutilizaron elementos anteriores romanos y visigodos. Pese a que el ladrillo es el principal elemento constructivo, el mármol o la piedra también tienen presencia en el edificio.

La planta es rectangular, sin cabecera y su distribución es en tres naves, que se separan por pilares y arcos de piedra túmidos, que son rematados en cabecera de testero plano. 

En la fachada occidental, se puede apreciar un pequeño rosetón realizado en ladrillo pese a sus trazos, y en la parte inferior hay vanos que iluminan el interior rodeados de arcos de herradura apuntados y polilobulados. En el norte y el sur del edificio están las puertas de acceso a la iglesia, que tienen arquivoltas de ladrillo ligeramente apuntadas. En la fachada oriental hay una aplicación de piezas de cerámica del siglo XIV-XV en el paramento. 

En el presbiterio se encuentra un bello retablo del siglo XVI con pinturas sobre tabla del siglo XV, el cual se encuentra sobre un banco en cerámica talaverana del siglo XVIII. Pese a su reducido tamaño, esta iglesia cuenta con capillas, como la de San Sebastián, en el lado norte junto a la torre, datada en el siglo XVI. En ella se puede apreciar un arco carpanel. Alberga restos de San Valeriano, San Ramón Nonato y San Tiburcio, traídos desde Roma. A esta capilla se la conoce en la actualidad como capilla del Santo Sepulcro, por encontrarse en ella el paso de la hermandad que sale cada Semana Santa. 
Una de las principales características del edificio es su órgano datado en el siglo XVIII. 

Juan de Ferreras (1652-1735), historiador, académico, bibliotecario real mayor y autor de una valiosa “Historia de España” en 16 volúmenes, fue ilustre párroco de esta iglesia. 

Frente a la iglesia, en la plaza que tiene el mismo nombre, se pueden observar hoy en día casa tradicionales talaveranas de los siglos XVII-XVIII con ladrillo y aparejo toledano. 



Fuente:  
http://www.turismotalavera.com

 http://www.turismotalavera.com

sábado, 11 de enero de 2014

Forma de hacer el Camino

A pie

Es muy normal que la persona que piensa hacer el Camino, tenga sus dudas si hacerlo sólo o con compañía; la respuesta sería que hacerlo solo es la forma de no tener que depender de nadie para tomar ninguna decisión, que en ningún momento se va a encontrar solo, y que podrá disfrutar en toda su plenitud del Camino y de la búsqueda interior que supone hacerlo.
Entendemos que no supone tampoco ningún peligro, pues el recorrido está muy definido y, salvo en épocas muy extremas de invierno, es casi seguro que a escasos kilómetros otro peregrino le sigue y en caso necesario, le auxiliará.
No obstante, en el Camino podrás encontrar la compañía apropiada.

A caballo

Al contrario que a pie y al igual que en bici, es conveniente realizar el Camino en compañía de otros jinetes.
Previamente es aconsejable haber realizado el Camino en coche para concertar las cuadras y lugares de pernocta del animal, así como para ir dejando el pienso suficiente para cuando se llegue.
Es imprescindible llevar al animal asegurado, pues tanto al tráfico rodado como la expectación que provocan los caballos a las gentes en las poblaciones son ocasiones propicias para cualquier percance; amén que el caballo no aproveche algún descuido del jinete para comerse la mejor flor del lugar o meterse en mitad del cereal.
Peregrinar a caballo tiene tres fases, siendo la tercera de ellas la propia de realizar el Camino:

  • PREPARATORIA (elección del caballo, reconocimiento veterinario, vacunas, tránsito de una alimentación a otra, higiene, entrenamiento o adaptación al nuevo trabajo, preparación del jinete, material y equipo).

  • TRASLADO (guía-documentación, alimentación, botiquín, direcciones de veterinarios, vehículos, etc.).

  • EJECUCION, es decir, realizar el Camino de Santiago (observar diariamente la salud y herraje del caballo antes del inicio, colocación correcta del equipo, iniciar la etapa al paso, observar y prever con antelación el terreno a recorrer en cada etapa, ir siempre acompañados, prestar atención a cualquier problema o cojera, finalizar la etapa al paso. Hidroterapía del animal, revisión de bultos, inflamaciones, rozaduras, etc. y curas correspondientes).

En bicicleta

Al contrario que andando, al tener que depender de una máquina, que dentro de su sencillez nos puede plantear problemas mecánicos, es posible que sea conveniente ir con compañía, y, caso de necesidad por avería, uno del grupo podría desplazarse en busca de lo necesario. Por otra parte, la bicicleta requiere de todos nuestros sentidos, pues no sólo tenemos que pensar en nosotros, sino también en ella, para que no se nos averíe.
Tendremos que tener muy presente el tráfico y, si somos un grupo, andar con mucho cuidado y en fila.
Conveniente también utilizar ropas ajustadas de ciclista que no tienen vuelos ni ofrecen tanta resistencia al viento; cuidar el colorido, que sean tonos vivos, de forma que los automovilistas nos puedan ver con claridad.
Son más de 800 Kms., por lo que debemos olvidarnos de carreras, y el que más ande, que vaya el último, salvo cuando haya viento, que entonces es conveniente que vaya el primero.
Tener muy en cuenta no llevar por ningún concepto capa de lluvia o similar, pues además de los incómoda que resulta, podría ser peligrosísima.


martes, 10 de diciembre de 2013





  LA MOCHILA. Es conveniente que lleve departamentos de acceso rápido, para el agua y es de estimar que lleve impermeable para mochilas, mejor si es ajustable, y si dispone de asas para el descanso de manos y tiras para colgar el saco y la esterilla, por supuesto debe contar con cierre en cintura y pecho.

 

jueves, 5 de diciembre de 2013

Consejos para practicar senderismo




Lo mejor es comenzar con un ritmo suave, que permita un buen calentamiento de músculos y articulaciones. Poco a poco se incrementa hasta llegar a una velocidad cómoda en función del perfil y el estado de entrenamiento.
Las paradas: nos permiten recuperar el aliento si es que venimos algo fatigados, beber agua, tomar algunos alimentos energéticos (chocolate, barritas…), descansar hombros y espalda del peso de la mochila, contemplar sin prisa el paisaje, y sacar nuestras mejores fotos. Es importante no enfriarse. En días de viento es necesario abrigarse más durante las paradas. Y que la pausa no sea tan larga que nuestros músculos se enfríen del todo.
Equilibrio: la principal causa de lesiones en la montaña son las caídas. Caminaremos siempre fijándonos dónde pisamos, procurando apoyar toda la planta del pie, de una forma acompasada, sin arrastrar las piedrecillas del camino, y sin golpear raíces o piedras. El bastón es una muy buena ayuda para mantener la estabilidad. Al cruzar zonas rocosas, por ejemplo un canchal, buscaremos pisar las piedras más grandes, con menos probabilidad de que se muevan. Si es necesario, nos ayudaremos con las manos. Lo más difícil es si dichas rocas están húmedas: las precauciones en este caso deben ser máximas, y lo mejor es evitar dichos pasos.
Las subidas: en las subidas es más importante que en ningún otro momento llevar un ritmo constante. Las zancadas se acortan, el cuerpo se inclina algo hacia adelante, y seguimos pisando con toda la planta. Error de principiante es pisar sólo con las puntas de los pies. Si la pendiente es demasiado pronunciada y no hay ya senda, lo mejor es ascender zigzagueando, para disminuir la pendiente, aunque se aumente la distancia recorrida.
Las bajadas: en los descensos la fuerza de la gravedad nos ayuda, y el esfuerzo es, normalmente, menor. Las piernas, especialmente los cuádriceps, amortiguan nuestro cuerpo. Las rodillas deben flexionarse ligeramente en cada paso. En bajadas suaves, la zancada se alarga. También aquí es importante un ritmo regular, con paradas de vez en cuando. Si el descenso es muy pronunciado, por contra, los movimientos se hacen más lentos, buscando siempre los mejores apoyos. Se puede zigzaguear para evitar la línea de máxima pendiente. Puede incluso bajarse de lado, frenando con la pierna que vaya por delante.
Entorno: En todo momento hay que mostrar un respeto absoluto a la naturaleza y al propio entorno, por lo que es realmente necesario no dejar nada de la basura generada para mantener limpio el monte.
Equipo: Comenzamos con los pies, para ello, elegiremos el calzado que mejor se adapte a nosotros. Intentaremos  elegir unas zapatillas o mejor botas, a ser posible de media caña, (protege los tobillos), con una buena suela y que a su vez sean impermeables y transpirables. Comprarlas un poco más grandes de vuestro número, ya que las acompañaremos de unos buenos calcetines para Trekking, que nos evitarán hacernos rozaduras en los pies, y harán que nuestras caminatas sean más confortables.
La Ropa: la elegiremos según la estación del año, los nuevos materiales y tecnología empleada para fabricarla, hacen que esta sea ligera, transpirable y muy confortable. Durante las excursiones, incluso en verano, es conveniente que no dejemos partes de nuestro cuerpo expuestas al sol, (piernas  y brazos), es mejor protegerlas, hay ropa muy ligera para ello. Llevaremos una mochila, que nos permitirá transportar todo lo que necesitemos para la marcha.
Bastones: estupenda ayuda para senderistas y montañeros es un bastón (o dos). Los mejores son los telescópicos, que permiten regular su longitud. En llano o subidas suaves, el brazo forma ángulo recto al apoyar el bastón. Para bajar, se alarga entre 5 y 10 cm, para poder apoyarlo por delante y que ayude a la amortiguación del cuerpo. Si en algún momento nos cansamos de llevarlo, se pliega y lo transportamos sujeto al portapiolet de la mochila.

Fuente: UCO Universidad de Córdoba

viernes, 22 de noviembre de 2013

EL CAMINO DE LAS ESTRELLAS LLEGA A TALAVERA

Bienvenido

 
 
La Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Talavera de la Reina (Toledo) se constituye en Talavera a finales del año 2013
 
    Las rutas jacobeas de Talavera, importantes antaño, estaban completamente olvidadas, viéndose así truncado el Camino de Santiago en las rutas que desde el Mediterráneo o desde el sur se dirigían hacia el NW. para encontrarse con Santiago de Compostela.


 

I GLESIA DE SANTIAGO EL NUEVO La iglesia de Santiago el nuevo está bajo la advocación del Apóstol Santiago. Su situación histórica lo empla...